El día del Watusi


Totalmente recomendable con ganas de leer
El día del Watusi, de Francisco Casavella, pone a su protagonista, Fernando Atienza, a la altura de los personajes de Bryce de Echenique y de Tom Sharpe. La ironía, la mordacidad, la iniquidad de la trama de la obra va describiendo las situaciones más descabaladas y retratando a la vez las distintas clases sociales, desde la más baja, empobrecida y autodigestiva hasta la clase más alta y dominante regida por el dinero y el "nombre" de las décadas de los 60 y 70.
Fino como el hilo que teje la suave seda, así va trabando a los personajes, que se unen entre sí por algo tan delgado que puede romperse en cualquier momento y dejar a la deriva a cada uno de ellos.
Lejos de querer desentrañar la obra, lo que no me gusta pues siempre acaba en destripamiento típico de prólogo, sí quiero apuntar que es necesario tener muchas ganas de leer para poder disfrutar del relato. Un poco lento y denso, se hace necesario para distinguir la sorna de la historia, lo vanal de la vida y lo similar que somos todos por humanos, independientemente de la clase social y de los anhelos de cada cual.
Con este retrato social de los inicios de la democracia podemos conocer o, en otros casos, revivir y reconocer una época en la que todo estaba por hacer y en la que todo aparentemente salió bien a base de, sugerencia del autor, una buena dosis de egoísmo natural y supervivencia esencial.
¿Quién no ha estado a merced de los acontecimientos una vez en su vida sin entender nada de lo que pasa y cuando cree entenderlo volver otra vez al principio cual Fernando Atienza?
Puedes ver la sinopsis o en su caso comprarlo en EL DÍA DEL WATUSI, FRANCISCO CASAVELLA
Más de Francisco Casavella en MÁS DE FRANCISCO CASAVELLA


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Suscríbete